Junio 25, 2018Cien instituciones participarán en redes territoriales para mejorar la formación técnico profesional

  • Con la presencia del ministro de Educación, Gerardo Varela, se realizó el lanzamiento nacional de las redes territoriales del programa Eleva, que busca impulsar la minería del futuro a través de una formación Técnico Profesional (TP) de calidad y conectada con las necesidades de la industria.
  • La red busca facilitar espacios para que instituciones de formación TP compartan buenas prácticas en relación al diseño, ejecución  y evaluación de los programas formativos.

Con el objetivo de potenciar el trabajo entre instituciones de formación técnico profesional, empresas del sector minero y otros actores relevantes del ecosistema, el Programa Eleva  -Plataforma de Transferencia para la Formación Técnica en Minería- lanzó hoy a nivel nacional sus Redes de Colaboración Territorial. Estas instancias contarán con la participación de 100 instituciones educativas y empresariales de las regiones de Tarapacá, Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso y Metropolitana. Entre los participantes se encuentran liceos técnicos, OTEC, instituciones de educación superior, empresas mineras y proveedores de la minería.

La Red de Colaboración Territorial, es uno de los pilares clave de la Estrategia de Mejoramiento que está implementando Eleva, y busca facilitar espacios para que instituciones de formación TP compartan buenas prácticas en relación al diseño, ejecución  y evaluación de los programas formativos; promover la generación de propuestas de implementación de pilotos de articulación formativo; favorecer la gestión del conocimiento colectivo del trabajo; y desarrollar capacidades institucionales de los actores de las redes, entre otros.

La actividad se desarrolló en el Liceo Industrial Chileno Alemán (LICHAN) y contó con la presencia del Ministro de Educación, Gerardo Varela; del presidente ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino; del gerente general de Fundación Chile, Marcos Kulka; del gerente del Centro de Desarrollo Humano, Hernán Araneda, de la directora ejecutiva de Eleva, Daniela Kework; y del presidente de la Asociación Nacional de Empresas Metalúrgicas y Metalmecánicas (ASIMET), Ricardo Lyon.

La actividad se inició con un recorrido por las instalaciones en las que se forman 930 alumnos, de los cuales 50 son mujeres. Ricardo Lyon, presidente de ASIMET, destacó que “potenciar la colaboración y unir esfuerzos es clave en la educación Técnico Profesional. Estamos orgullosos de este Liceo y su formación de excelencia. Esperamos que ilumine y sea directriz para que otros implementen esta calidad de Formación Técnico Profesional”.

Sobre el programa Eleva, el Ministro de Educación, Gerardo Varela, destacó que “esto es realmente lo que necesita Chile, más empresas que como parte de su responsabilidad social y también en su interés de formar más y mejores profesionales; se comprometan con la educación. Que inviertan no solo recursos, sino que también den la oportunidad para que los estudiantes hagan prácticas, porque la educación técnico-profesional tiene mucho de práctica

La autoridad se refirió, además, a la importancia que le quiere dar el Presidente Sebastián Piñera a la educación técnico-profesional. Los países desarrollados tienen tres técnicos-profesionales por cada científico-humanista, y es lo que estamos buscando con nuestro énfasis en la educación técnico-profesional”.

Por su parte, Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero, enfatizó que “las redes ELEVA son un ejemplo de trabajo público-privado para construir grandes acuerdos con resultados relevantes en la calidad de la educación de nuestros jóvenes, y así impactar positivamente en su desarrollo laboral. La colaboración entre la industria, las instituciones de formación y las autoridades locales y otros actores relevantes, es sin duda una buena noticia con miras a reforzar nuestra educación técnico profesional”.  

En tanto, Hernán Araneda, gerente del Centro de Desarrollo Humano de Fundación Chile, hizo hincapié en que “la conformación de redes de colaboración apunta al corazón de uno de los grandes desafíos de la formación técnico profesional, identificado hace años por los expertos: aumentar la conexión de las instituciones educativas con su entorno productivo, para que la formación que ofrecen le entregue a los jóvenes las herramientas apropiadas para desarrollarse en el mundo del trabajo”.