Mayo 15, 2018Eleva capacitó a más de 50 instituciones técnico profesional para mejorar sus trayectorias formativas

El taller es la primera de varias actividades presenciales y virtuales que conforman el Plan de formación Eleva, que tiene como objetivo fortalecer las capacidades de los actores claves de las instituciones formadoras de técnicos para el sector minero.

Más de 50 instituciones de formación técnico profesional de las regiones de Tarapacá, Antofagasta, Coquimbo, Metropolitana y Valparaíso, participaron de las jornadas presenciales de formación organizadas por la Plataforma de Transferencia para la Formación Técnica en Minería, Eleva.

El Plan de Formación Eleva es parte de la Estrategia de mejoramiento de la plataforma, que busca acrecentar la pertinencia de los programas formativos de las instituciones pertenecientes a su red, mediante el desarrollo de procesos de alineamiento curricular, el mejoramiento de los procesos de enseñanza aprendizaje y la generación de estrategias y procesos orientados a optimizar la gestión docente.

La estrategia tiene por objetivo de generar una oferta formativa ajustada y coherente a las necesidades del sector, en virtud de los estándares establecidos en el Marco de Buenas Prácticas para la Formación en Minería. Además del Plan de Formación, considera reuniones de asesoría para abordar las particularidades de cada una de las instituciones de la red, e impulsar la creación de redes de colaboración.

En lo particular, el Plan de Formación tiene como objetivo fortalecer las capacidades de los actores claves de las instituciones formadoras de técnicos para el sector minero.

Para Nicole Carpentier, Coordinadora de Implementación y Redes Programa Eleva, “el Plan de Formación es una red compuesta por actividades de enseñanza, aprendizaje y evaluación, articuladas entre sí y dirigidas a los tres tipos de actores involucrados en la Estrategia de mejoramiento (Directivos, Líderes intermedios y Docentes) y a partir de la cual, se definen rutas para los distintos grupos de actores en cada institución”.

“Esperamos como proyecto que el Plan de Formación entregue las herramientas necesarias para que las instituciones, y los actores relevantes dentro de estas, puedan llevar a cabo los ajustes que permitan una formación más pertinente, es decir, más alineada con las demandas del sector productivo, y de mejor calidad, de manera de potenciar las trayectorias formativas y laborales de los jóvenes que se forman hoy en el sistema”, agregó.