Junio 28, 2018Giovanni Villalobos: “Recién está comenzando para mi una vida en la minería”

El joven de 22 años es parte del primer grupo reclutado por Antofagasta Minerals y el Programa Eleva para realizar la práctica profesional en la empresa. Esta iniciativa es parte del piloto impulsado por la minera para contar con técnicos que respondan a las nuevas necesidades de la industria.

El pasado jueves 24 de mayo se realizó el lanzamiento de una iniciativa inédita en materia de educación minera: 10 jóvenes del liceo de María Elena de la región de Antofagasta recibieron el certificado oficial para comenzar su práctica profesional en la minera Antucoya. Este reclutamiento es pionero, ya que es la primera generación de egresados del programa de formación de técnicos para la minería del futuro que desarrolló la empresa junto a Eleva.

En una primera etapa, los estudiantes fueron capacitados en el Centro de Entrenamiento Industrial y Minero (CEIM) para reforzar los contenidos necesarios antes de comenzar la práctica profesional por seis meses en el área de mantención de la compañía.

Tras la primera semana como practicante de la división de Antofagasta Minerals, conversamos con Giovanni Villalobos, uno de los 10 estudiantes seleccionados, quien a sus 22 años valora esta oportunidad que lo acerca cada vez más a su sueño de hacer carrera en la industria minera.

Aprovechando las oportunidades de la vida

Nacido en Tocopilla y criado desde niño en María Elena, Giovinni Villalobos Silva se considera un afortunado. Con 22 años de edad puede decir que ha sabido aprovechar las oportunidades que le ha dado la vida. Egresó de cuarto medio el año 2014 con la especialidad de técnico en mecánica automotriz y siempre soñó con trabajar en minería, pero los trabajo que encontraba siempre eran en otros rubros, hasta que un profesor del Liceo de María Elena lo etiquetó en una publicación de Facebook donde convocaban a ex alumnos y estudiantes actuales a postular a una práctica profesional en Antucoya.

“Pensé que era mi momento para trabajar en lo que había estudiado, así que fui a una reunión con la empresa y Eleva donde nos informaron acerca de este programa piloto. No dudé y postulé inmediatamente, porque tenía ganas de incorporarme al mundo de la mina”, contó Giovanni.

Al poco tiempo, este joven fue informado que Antucoya lo reclutaría para realizar su práctica profesional. Giovanni estaba trabajando, pero decidió dejar lo que que estaba haciendo y comenzar a explorar este camino que tanto lo llamaba: la minería.

“En la postulación estuve ansioso y nervioso, pero traté de mantener una buena actitud durante el proceso. Después, los dos meses que estuvimos en CEIM fueron intensos y de harto aprendizaje. Fue importante contar con mi familia, quienes me apoyaron y entendieron que esto era lo mejor para mi futuro”, agregó Villalobos.

Un sueño desde niño

Giovanni Villalobos es muy cercano a su familia. Actualmente, vive con sus padres y sus dos hermanos, uno de 14 y una de 1 un año y 11 meses. De su padre sacó la inspiración para dedicarse a la mecánica automotriz. Desde niño, escuchó a su papá, operador de camiones, hablarle acerca de las fallas que presentaban sus máquinas, entonces pensó en estudiar algo con lo que pudiera darle solución a estos múltiples problemas.

Este antecedente, sumado a una fascinación infantil por los motores, lo motivó a tomar la especialidad de mecánica automotriz y no se arrepiente. A una semana  de haber empezado su práctica profesional en Antofagasta Minerals, este joven se siente expectante de los seis meses que vienen por delante.

“Esta práctica es muy importante para mi, por lo que intentaré dar lo mejor. No me voy a conformar solo con aprobarla, sino que quiero aprender y ganar experiencia que mejoren mis competencias y habilidades en mantención de maquinaria minera”, señaló el practicante.

Giovanni fue uno de los 10 seleccionados en un programa piloto inédito en minería que promueve la capacitación e inclusión de técnicos profesionales capacitados para asumir las nuevas responsabilidades que la industria demanda. Este objetivo es el pilar de la plataforma Eleva, iniciativa público-privada para aumentar la pertinencia del capital humano para la minería.

“El programa Eleva nos ha permitido capacitarnos y prepararnos para ingresar a este rubro. Estoy muy feliz por esta oportunidad, siento que recién está comenzando para mi una vida en la minería”, finalizó el Villalobos.