Julio 17, 2018Subsecretario de Educación asumió la Presidencia del Consejo Directivo de Eleva

“Tenemos que apuntar a articular de mejor forma las necesidades del sector productivo con la capacidad del mundo educacional para ofrecer jóvenes mejor preparados”, destacó el subsecretario Raúl Figueroa.

El pasado 09 de julio llegaron hasta las instalaciones del Consejo de Competencias Mineras (CCM), los representantes de las distintas entidades que forman el Consejo Directivo de Eleva para participar de la primera reunión del 2018, a un año de haber comenzado la implementación del programa.

La reunión estuvo liderada por el Presidente del Consejo Minero, Joaquín Villarino, y conformaron la mesa el Subsecretario de Educación, Ramón Figueroa; el Director del Sence, Juan Manuel Santa Cruz; Marcos Kulka, Gerente General de Fundación Chile; Hernán Araneda, Gerente de Desarrollo Humano, Sofía Moreno, Gerente de CCM; Diego Richard, Director de Fuerza Laboral de Fundación Chile; Daniela Kework, Directora Ejecutiva de Eleva y representantes de Corfo y de los ministerios de Minería y Economía.

“Es un programa público-privado por una razón muy simple, porque las empresas se benefician al contar con personal mejor calificado y, además, se generan estándares de calidad en materia de educación que permiten ser difundidos a otros sectores productivos, por eso contamos con la presencia de todos los actores relevantes para generar cambios”, señaló Hernán Araneda, Gerente de Desarrollo Humano..

Amplificar el impacto de este programa es uno de los desafíos que tendrá que enfrentar el nuevo Presidente del Consejo Directivo designado en esta primera junta, Raúl Figueroa, subsecretario de Educación. “El desafío lo ha especificado él en sus intervenciones en el directorio, que es básicamente concretar la incorporación de un programa como este en la mirada global de desarrollo de la formación técnica en el país. El Subsecretario nos ha hecho ver que la formación técnica forma parte de los ejes de educación de este Gobierno y Eleva es una experiencia magnífica para aprender, difundir y replicar”, comentó Joaquín Villarino, Presidente del Consejo Minero.

En tanto, el presidente del Consejo Directivo de Eleva se mostró contento del nombramiento y estableció las metas para elevar las capacidades de la educación técnico profesional del país de la mano de este programa. “Lo que tenemos que hacer es lograr que nuestra educación técnico profesional, sea por un lado un efectivo acceso a mejores oportunidades para nuestros jóvenes y, que además se vincule con las posibilidades de desarrollo del país. Tenemos que apuntar a articular de mejor forma las necesidades del sector productivo con la capacidad del mundo educacional para ofrecer jóvenes mejor preparados que puedan insertarse rápidamente en el mundo laboral”, comentó el subsecretario Figueroa.

El segundo año de Eleva

Este 2018 es el segundo año de ejecución del programa Eleva. Durante el 2017 se levantó la información necesaria para establecer las zonas y las instituciones educativas que serían impactadas con el programa. De esta manera, durante el primer semestre de este año se comenzaron a poner en marcha las herramientas necesarias para cumplir con la meta de formar técnicos capacitados para asumir los requerimiento de la nueva minería, como las redes de colaboración territorial en las cinco regiones donde Eleva tiene impacto (Tarapacá, Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso y Metropolitana).

“Este primer Consejo Directivo de Eleva consistió en una revisión de los avances que hemos tenido hasta el momento y, también, logramos entre todos los actores involucrados en el mejoramientos de la educación TP, sentar las bases del trabajo que se espera realizar durante el próximo año de ejecución liderado por el subsecretario de Educación. Las metas establecidas apuntan no sólo a generar un cambio en la formación minera, sino que sea extensible a otros sectores productivos del país”, comentó Daniela Kework, Directora Ejecutiva de Eleva.

El programa contempla el desarrollo de estándares formativos y de evaluación, así como la exploración de mejores prácticas en términos de didáctica, evaluación de aprendizaje, y otros componentes de la formación TP.  A ello se suma el uso de nuevas tecnologías que aceleren y potencien el proceso de aprendizaje. Eleva busca también fortalecer las instituciones de formación técnico profesional, a través de una red de colaboración que ya está en marcha para sentar en la misma mesa a empresas, instituciones de formación técnico profesional y entidades gubernamentales y desde ahí repensar la educación TP en Chile.